El oído y el equilibrio


El sentido del equilibrio nos informa, por un lado , de la posición de nuestro cuerpo y , por otro , de los movimientos que realizamos.

  • El conocimiento de la posición del cuerpo o percepción del equilibrio estático se produce en el utrículo y en el sáculo del oído. Así, detectamos nuestra posición cuando estamos quietos ( de pie , sentados o agachados, boca arriba o boca abajo , rectos o inclinados...)

  • La detección del movimiento o percepción del equilibrio dinámico se realiza en los canales semicirculares. Gracias a ello podemos desplazarnos por el espacio sin caernos: caminar, saltar,correr, andar... Los tres canales semicirculares están orientados en las tres direcciones del espacio, lo que nos permite percibir cualquier tipo de movimiento.

  • Percepción del equilibrio estático: En el interior del utrículo y del sáculo existen unas células sensoriales provistas de cilios y cubiertas por una masa gelatinosa que contiene unas pequeñas partículas originan un cambio en la posición de los cilios, lo que genera un impulso nervioso que es conducido a través de unos nervios al cerebelo, órgano que recibe la información del equilibrio.

  • Percepción del equilibrio dinámico : Cuando nos movemos , también se mueven la cabeza y los oídos. La endolinfa del oído interno, sin embargo, permanece inmóvil por inercia durante unos instantes. De esta forma, se produce un movimiento relativo entre ella y ciertas células están cubiertas por una masa gelatinosa y poseen unos cilios que se doblan , lo cual genera una corriente nerviosa que se transmite al cerebelo.


external image oido4.jpg


Pincha aquí para la siguiente página.